Política de Reembolso

Política de Reembolso

Los productos comercializados por la Quesería Campoveja , son  artesanales, por lo que su tamaño, color o forma pueden diferir ligeramente de los que aparecen en las fotos publicitadas en la web, sin que ello afecte a su calidad. Por eso, dichas fotografías tienen carácter meramente informativo, pero no contractual.

El cliente sólo podrá reclamar si:

Los productos recibidos no se corresponden con los pedidos o la cantidad no se corresponde con la pedida, con las salvedades señaladas, respecto a la posibilidad de recibir pedidos parciales en el caso de que alguno de los productos solicitados no se encuentre en stock (en el caso de que la cantidad o el producto que aparecen en el albarán de entrega, no se correspondan con la cantidad o el producto realmente contenidos en el envío, se deberá comunicar al transportista, haciendo constar dicha circunstancia en el propio albarán);

El envase está seriamente dañado afectando a la calidad del producto (en este caso, se deberá comunicar al transportista, haciéndolo constar en el albarán);

Los productos se encuentran en mal estado en el momento de la recepción. En este caso, deberá hacer llegar su reclamación a la quesería el mismo día que haya recibido el pedido. No obstante, se debe tener en cuenta que al tratarse de quesos artesanales, éstos pueden desarrollar moho benigno en los siguientes días aunque estén en la nevera sin que pierdan sus cualidades ni calidad.

Teniendo en cuenta el carácter perecedero de los productos comercializados por la Quesería, es muy importante que cualquier reclamación en relación con el producto adquirido, sea tramitada lo más rápido posible.

En el caso de darse al menos uno de los supuestos anteriormente descritos y siempre que el cliente lo haya comunicado a la Quesería Campoveja el mismo día de la recepción, y, en los casos señalados, lo haya hecho constar en el albarán de entrega, el cliente tendrá derecho a obtener la devolución del precio pagado, incluidos los impuestos y los gastos de envío. A tal efecto, y cuando proceda, el pedido deberá ser devuelto en su embalaje original.

La devolución del importe se efectuará una vez haya sido comprobado por la Quesería el defecto alegado, en el plazo máximo de 30 días. En el caso de que los productos, una vez devueltos, estuvieran en buenas condiciones no se devolverá al cliente el importe del pedido y se le podrá reexpedir, siempre que así lo solicite el cliente y vuelva a abonar los gastos de envío. En el caso que sólo parte de los quesos estuviera defectuoso, se devolverá sólo la parte del precio correspondiente a ese producto, pero no los gastos de envío, que, en todo caso, son fijos.

Si el envío es rechazado por el cliente, o éste, no lo recoge, sin causa justificada, la Quesería quedará exenta de responsabilidad por el deterioro que el producto pueda sufrir, como consecuencia de dicho falta de recepción, no estando obligada a devolver cantidad alguna.

Si, a pesar de no existir defectos de calidad, el cliente manifiesta no estar satisfecho con el producto, y siempre que sea la primera vez que lo pide, podrá solicitar el reembolso de su importe a la Quesería, la cual efectuará el mismo, en el plazo máximo de 30 días.

X